El campo electromagnético humano, por Eugenio Lepine

4 pasos para alcanzar el amor según Osho
octubre 31, 2019
7 Tips para vestir de forma elegante
noviembre 14, 2019
Show all

El campo electromagnético humano, por Eugenio Lepine

En este artículo, que sirve como base para la categoría de Ciencia de la Medicina Energética de este sitio web, explicaré cómo los componentes eléctrico y magnético del cuerpo humano se reconocían desde la Antigüedad, los cuales posteriormente fueron negados, y finalmente redescubiertos gracias a instrumentos de medición muy precisos. Finalmente, explico la relación entre tales fuerzas y los sistemas Orientales de canales y centros energéticos.

CORRIENTE ELÉCTRICA Y POLARIDAD

Cualquier corriente eléctrica que fluye a través de un conductor produce un campo magnético alrededor de la misma. Éste fenómeno se representa mediante la Ley de Ampère , y su representación más básica se muestra en la siguiente imagen, donde la corriente eléctrica es la línea recta, y alrededor de ésta se muestra el campo magnético que le corresponde.

Ver: 7 hábitos para ser más organizada

Si existe polaridad en un objeto, incluso en ausencia de flujo eléctrico, esto significa que tiene un número diferente de electrones en cada polo, por tanto tienen diferente potencial eléctrico, el cual se mide en Voltios. La polaridad se presenta en prácticamente todo el Universo. La Tierra tiene polaridad, las células tienen polaridad, por lo tanto el cuerpo humano tiene polaridad.

Los líquidos no son buenos conductores de electricidad, pero la presencia de sales y diversos iones permite el libre flujo de electrones, y por esto el agua común es un buen conductor de electricidad.

Es importante recordar que el 70% de nuestro cuerpo es precisamente agua. 

Ahora, existen dos tipos de corriente eléctrica, determinadas por el tipo de flujo:

Corriente directa (CD): desarrollada comercialmente por T. A. Edison, donde la carga eléctrica fluye solamente en una sola dirección. Cualquier batería utiliza este tipo de corriente.

Corriente Alterna (CA): descubierta por el enorme e increíble genio de Nicola Tesla, y aquí la dirección del flujo eléctrico cambia de una dirección a otra. Éste es el tipo de corriente que se utiliza en todas las casas y empresas.

CD EN BATERÍAS Y SERES VIVOS, CA EN CASAS Y FÁBRICAS
La CD es el tipo de flujo eléctrico que sucede en los seres vivos, las neuronas se comunicas y envían señales a través de este tipo de flujo eléctrico. Pero la CA es mucho más eficiente para grandes cantidades de energía, como las que utilizan las fábricas y empresas.

SOMOS SERES VIVOS ELÉCTRICOS
La electricidad en animales fue descubierta por Luigi Galvani alrededor de 1780, aplicando descargas eléctricas sobre la pierna de una rana muerta. Dicha pierna se movía cada vez que una descarga era aplicada, y así se estableció una conexión directa entre el tejido animal y la electricidad.

Galvani creía firmemente que la “electricidad animal existe en un estado de desequilibrio”, y determinó que era necesaria la presencia de una “máquina particular que fuera capaz de generar dicho desequilibrio”. Actualmente sabemos que dicha máquina es la membrana celular.

Ver: La importancia de evitar estos 4 hábitos en las mañanas

La membrana celular contiene proteínas que sirven como bombas iónicas, las cuales en estado de reposo mantienen ciertos iones dentro o fuera de la célula.

Si lo comparamos con el exterior de la célula, el interior de la misma tiene una carga negativa, creando un potencial eléctrico. La diferencia de carga entre el interior y el exterior va desde -40 hasta los -80 milivoltios, y su valor más típico es -70 mV.

Para comunicarse y enviar señales e información, las neuronas rápidamente invierten las cargas en cada lado de la membrana, algo que se conoce como Depolarización, lo que significa que cargas positivas se introducen a la célula. Posteriormente, dichas partículas se expulsan al exterior de la célula y se restaura la carga negativa en el interior de la célula, lo que se conoce como Repolarización. La siguiente imagen muestra el transporte de moléculas de sodio hacia el interior de la célula, y cómo se transportan el sodio y potasio en la repolarización.

SEÑALIZACIÓN ELECTROQUÍMICA
Las neuronas transfieren información a través de su axón, proceso conocido como Potencial de Acción. Cuando la depolarización llega al final de la neurona, se liberan hormonas.

Por lo tanto, la electricidad de las neuronas produce liberación de hormonas como la dopamina, la serotonina u oxitocina, entre muchas muchas otras. Esto explica porqué nuestro cuerpo tiene un inherente lenguaje electroquímico.

Otro científico interesante es Robert O. Becker. Sus resultados confirman que los organismos vivos tiene una carga eléctrica de corriente directa, la cual se puede medir desde la superficie corporal. Cuando sucede una herida, hay una fuga de corriente que crea un corto circuito en esta corriente directa, por lo que la reparación de tejidos sucede a través de semiconducción eléctrica. También enfatizó el hecho de que el sistema perineural es sensible a los campos magnéticos.

MAGNETISMO COMO MÉTODO DIAGNÓSTICO Y TERAPÉUTICO
En la antigüedad, tanto egipcios como griegos utilizaban imanes como instrumentos curativos. Los imanes eran frecuentemente utilizados por terapeutas a través de la Historia, pero los últimos siglos han impuesto un enfoque mecanístico del cuerpo humano el cual descarta los biocampos. Incluso los egipcios trabajaban su energía Qi (o Prana) así como los chakras.

Ver: Armonía el ingrediente clave en toda buena relación

El médico alemán Franz Anton Mesmer parece ser otro pionero que fue marginado de la sociedad científica. Según su único discípulo, Mesmer entendía la salud como el libre flujo del proceso de la vida a través de miles de canales dentro del cuerpo. La enfermedad era la consecuencia al obstáculo de este flujo, y éste concepto es prácticamente igual a la perspectiva de los sistemas Orientales y su descripción de los chakras, meridianos, y de la energía Qi, también conocida como Chi o Prana.

Al comienzo de su carrera, Mesmer utilizó imanes para restaurar tal flujo, y con el paso del tiempo y la adquisición de experiencia, se dio cuenta de que sólo empleando las manos podía lograr los mismos efectos. A pesar de todos sus logros nunca logró reconocimiento de la comunidad científica. Incluso el rey Luis XVI envió una comisión de expertos, entre los cuales se incluían Antonio Lavoisier y Benjamín Franklin, concluyendo que el dichoso flujo no existe y que todo es producto de la imaginación (a pesar de Franklin y de la comisión, argumentaron su decisión con un ensayo poco elaborado). Así que el reino magnético del cuerpo humano fue olvidado durante un largo tiempo.

APARICIÓN DE EQUIPOS DE REGISTRO ELÉCTRICO
Pero unos años después fue el turno de la electricidad. Un siglo después del fallecimiento de Mesmer (1815), hubo un avance importante cuando en 1903 Einthoven inventó el primer electrocardiograma con utilidad clínica, razón por la cual posteriormente se le otorgó el Premio Nobel en 1924. Desde entonces, los registros eléctricos del la dinámica cardiaca han sido ampliamente aceptados, y otras partes del cuerpo comenzaron a estudiarse. También en 1924 Hans Berger registró el primer electroencefalograma utilizando la cabeza de su hijo. Y en 1939 Burge detectó cambios de voltaje en el cuerpo. Ahora se sabe que la actividad física vuelve al cuerpo más negativo. El sueño tiene como característica la disminución de voltaje. Y la anestesia tiende a volver el cuerpo más positivo.

El corazón es el principal generador eléctrico de nuestro cuerpo, y el bombeo incesante también crean un campo magnético alrededor del mismo que va más allá de la piel.

Es capaz de proyectar señales eléctricas, sonoras, de presión, de calor, de luz, magnéticas y electromagnéticas. La sangre es un buen conductor de electricidad, además, el sistema circulatorio transmite pulsos eléctricos a cada latido.

Cada órgano tiene su propio campo electromagnético, incluso cada célula. El Instituto de Heart Math está logrando muchos avances en la integración de los campos eléctrico y magnético del corazón y su relación con el bienestar general.

Ver: ¡El estilo de vida va de la mano con tu alimentación!

El campo electromagnético creado por el cerebro tiene una milésima de magnitud comparado con el del corazón. La existencia de dispositivos hipersensibles nos permite que se pueda medir la actividad magnética creada por la electricidad que ocurre dentro del cerebro, dichos dispositivos se llaman magnetoencefalogramas, y su principal utilidad se lleva a cabo bajo el titánico Proyecto del Conectoma Humano. La magnetoencefalografía y la electroencefalografía son tests complementarios que proveen información de la actividad cerebral.

Además, existe una hormona que se llama neuromelanina, cuyas propiedades paramagnéticas se descubrieron hace pocos años. He escrito un par de artículos sobre ello, haz click aquí para leerlos.

Adicionalmente, existen magnetómetros super sensibles, conocidos como SQUIDS, que se han utilizado para detectar emisiones magnéticas del cuerpo humano. He escrito sobre ellos en el artículo de Frecuencias del Reiki.

El principal punto de este artículo es que el campo electromagnético global es la suma de todos los campos creados por cada órgano y músculo.

La ciencia moderna no puede negar más este hecho. El cuerpo humano emana un campo electromagnético, también conocido como biocampo. Si los circuitos del cuerpo humano son eléctricos, le corresponde un campo magnético alrededor del mismo.

Fuente: https://www.humanfrequencies.com/es/campo-electromagnetico-humano/